La Revolucion Francesa (1)

download La Revolucion Francesa (1)

If you can't read please download the document

  • date post

    24-Jun-2015
  • Category

    Documents

  • view

    822
  • download

    11

Embed Size (px)

Transcript of La Revolucion Francesa (1)

LA REVOLUCION FRANCESA(Documento de Trabajo Profesores Mauricio Garca V, Andrs Abel Rodrguez V, Rodrigo Uprimny Y. y Juan Fernando Jaramillo: indito) Prohibida su reproduccin sin autorizacin de los autores.

Qui ne laccorderait aujourdhui ? La dmocratie est exprience et histoire. Elle se dpolie et se mtamorphose dans le temps. Marcel Gauchet, pouvoirs, p. 22 La Rvolution des

Todos los elementos imaginables en una Revolucin se presentaron en la Francia de 1789: un gobernante dspota, un pueblo rebelde, lderes iluminados, victorias apotesicas, transformaciones radicales, discursos grandilocuentes, debates enardecidos, campaas magnficas, pasiones desbordadas, personajes ejemplares, todo ello entretejido con prcticas polticas de engao y la felona que desencadenaron violencia, terror y abyeccin inconcebibles. Cmo fue posible tanta gloria y tanta bajeza, tanto bien y tanto mal en algo ms de cinco aos de la historia de Francia? Respuestas de todo tipo se han dado a esta pregunta, desde las ms pesimistas, que han visto en los acontecimientos revolucionarios una expresin de las peores pasiones humanas, hasta las ms romnticas que han encontrado en ellos el despliegue de una ilusin popular desbordante y finalmente frustrada. En algo estarn sin embargo de acuerdo los intrpretes de la Revolucin: en reconocer la extraordinaria energa, pasin y creatividad humana empeadas en este proyecto de construccin institucional y poltica durante estos aos desenfrenados, as como en el enorme inters histrico, constitucional, poltico que tuvo tal empeo. Este captulo explica y analiza la manera como se desarroll este proyecto extraordinario y los resultados que tuvo en su propsito de crear una sociedad ms justa e igualitaria. En l hacemos un anlisis de los acontecimientos principales de la Revolucin Francesa, de sus repercusiones institucionales y de los debates tericos que tuvieron lugar a propsito de dichos sucesos. Tambin intentamos poner en evidencia la importancia de los eventos revolucionarios en la

configuracin y determinacin de los contenidos constitucionales as como de sus significados y de sus alcances prcticos. Dividimos este captulo en tres partes: en la primera explicamos algunos de los ms importantes antecedentes de la revolucin francesa, en la segunda analizamos los principales acontecimientos histricos acaecidos entre 1789 y 1799 y, finalmente, en una tercera parte, abordamos algunos temas puntuales del debate constitucional que tuvo lugar durante la Revolucin.

ANTECEDENTESEl estudio de los antecedentes de la Revolucin Francesa puede abordarse con un lente histrico amplio, de tal manera que de cuenta de los antecedentes remotos, o con un lente de aproximacin que ponga en evidencia los hechos histricos prximos a los eventos revolucionarios. A continuacin presentamos estas dos miradas. ANTECEDENTES

REMOTOS

Al estudiar la tradicin constitucional inglesa explicamos las diferencias entre el feudalismo originado en el continente europeo y el feudalismo Ingls1. All se subray cmo el hecho de que este ltimo hubiese sido importado del continente determin algunos de sus rasgos ms caractersticos, entre ellos, la relativa centralizacin poltica en cabeza del rey. En Francia el feudalismo surgi de manera espontnea y por ello no cont con un ente centralizador que lo organizara o encausara por un rumbo definido. En Inglaterra, en cambio, la centralizacin poltica cre una especie de absolutismo temprano que rpidamente engendr, en el siglo XIII, la oposicin de los nobles frente a los aristcratas, la cual inspir la promulgacin de la Carta Magna de 1215 as como los documentos y declaraciones de derechos que antecedieron el Bill of Rights de 1689. La situacin era muy diferente en Francia debido a la falta de una conciencia antiabsolutista en la nobleza. La queja de los nobles y seores en la Francia de los siglos XIV y XV no estaba fundada en el atropello de los monarcas, sino en la falta de seguridad, originada en las continuas guerras intestinas y en la falta de un poder con capacidad para imponerse ante los incesantes intentos de expansin territorial y militar de los seores. La monarqua absoluta de finales del siglo XVI1

Vase infra p. [...].

en Francia fue vista como un remedio contra una anarqua poltica redoblada por las guerras de religin originadas a partir del cisma protestante. Veamos algunos de los acontecimientos esenciales que marcaron esta poca en Francia. Enrique II fue sucedido por tres monarcas: Francisco II (15441560), Carlos IX (1550-1574) y Enrique III (1551-1589), todos muy jvenes, escasos de carcter y con grandes dificultades para imponer su voluntad regia. Los problemas de la monarqua se vieron agravados por las guerras de religin, que en el caso de Francia adquirieron un carcter especialmente cruel y despiadado. Estas guerras duraron 35 aos y terminaron con la promulgacin del Edicto de Nantes (13 de abril de 1598) otorgado por Enrique IV y a travs del cual se impuso la tolerancia religiosa. Las guerras de religin se haban iniciado por la pugna entre los catlicos, representados por la Casa de Guise y los protestantes calvinistas tambin llamados Hugonotes. El carcter sangriento de esta pugna se originaba en la debilidad de los reyes para gobernar2. La matanza de la noche de San Bartolom es una manifestacin dramtica de esta ausencia de orden y poder central. El 24 de agosto de 1572 la reina Catalina de Mdicis que obraba entonces como regente en vista de la incapacidad de su hijo Carlos IX organiz una gran fiesta en Pars para celebrar el matrimonio de su hija Margot con el prncipe de Navarra (1553-1610); a la celebracin fueron invitados los principales lderes hugonotes y los lderes de la Casa de Guise. Sin embargo, lo que en principio estaba destinado a ser una gran fiesta degener en una horrible tragedia cuando, durante la noche, los miembros de la casa de Guise asesinan sistemticamente a los hugonotes invitados. Ante estos hechos, el prncipe de Navarra, quien haba salvado su vida por el hecho de haberse convertido, a regaadientes, al catolicismo, fue encarcelado por sus enemigos catlicos de la corte. Pero en 1576 logr evadirse a Normanda e Inglaterra donde encontr a sus antiguos amigos protestantes con los cuales estableci una alianza militar, no sin antes hacerse nuevamente protestante. El prncipe de Navarra era el heredero legtimo al trono, debido a que Enrique III haba muerto sin dejar ningn sucesor. No obstante era odiado por la mayora catlica francesa por su ascendencia protestante. Eso no le impidi ocuparEste largo periodo de enfrentamientos entre catlicos y protestantes ha sido dividido en ocho guerras especficas. Para ms detalles vase Mourre et al.,1981: 1296; Jouanna et al., 1998.2

Pars y convertirse en el Rey Enrique IV de Francia3. Inicialmente tuvo muy poco respaldo; pero con el paso de los aos comenz a ganar el afecto popular gracias a su exitosa poltica de paz iniciada con el Edicto de Nantes el cual impona la tolerancia religiosa. Esta frmula de pacificacin social fue defendida por una corriente de pensamiento conocida como Los Polticos (Les Politiques) quienes tuvieron alguna relevancia en Francia durante este perodo de transicin entre el feudalismo y el absolutismo4. Les politiques defendan un gobierno limitado y queran fortalecer la autoridad del rey slo con el propsito de hacer efectivos los edictos de tolerancia (Kriele, 1980: 55 y ss.) El terico ms importante de esta corriente es Jean Bodin (1530-1596) conocido por su teora de la soberana (vase Bodin, 1985). Enrique IV muere en 1610 en medio del dolor popular. 5 Con la llegada al trono de Luis XIII (1601-1643) y sobre todo con la de Luis XIV (1638-1715), la frmula de la tolerancia, propuesta en el Edicto de Nantes y defendida por les politiques, fue sustituida por la de la imposicin regia y catlica sobre las dems religiones. Finalmente, entre estas dos frmulas distintas de pacificacin de la sociedad en el siglo XVII la tolerancia establecida desde el Estado y la de la imposicin de una religin de Estado termin triunfando la del absolutismo catlico, la cual fue justificada con la teora del poder divino de los reyes. Segn esta teora poltica el poder de los reyes vena directamente de Dios y por esa razn se supona que ellos no tenan que dar ninguna justificacin - ni tenan lmite alguno - para ejercer su autoridad 6 Con Luis XIV se impuso este segundo modelo de pacificacin y con el un tipo especfico de Estado conocido como Estado absoluto.Enrique IV se convierte nuevamente al catolicismo en la baslica de SaintDenis (25 jul. 1593); all pronuncia la clebre frase Paris vaut bien une messe! (Pars bien vale una misa!). Segn Incola Matteucci, la obra de Bodino se encuentra fuertemente influenciada por el constitucionalismo medioeval y su idea de la superioridad del derecho sobre la voluntad humana. Su definicin de res publica, como gobierno droit o justo as lo demuestra (p.64) Enrique IV ha llegado a ser considerado como el ms popular de todos los reyes franceses Al respecto ver Krielle (1980: []). Sin embargo, la nocin de poder absoluto de los reyes era ante todo una teora justificatoria. En la prctica, estos reyes, no obstante su enorme poder, tenan que tener en cuenta los poderes nobiliarios existentes y a veces negociar con ellos. Al respecto ver nota [].6 5 4 3

Este nuevo tipo de organizacin poltica implica un traslado de las funciones pblicas en manos de la nobleza, quien las ejerca como prerrogativas por lo general heredadas, hacia los funcionarios estatales asalariados y especializados. Las funciones que antes cumplan los nobles comienzan entonces a ser ejercidas por una burocracia dependiente directamente del rey. De esta manera se introduce racionalidad y generalidad en las funciones burocrticas a travs de la expropiacin de los medios materiales de administracin7. Esta transformacin tuvo efectos polticos importantes en la medida en que, sobre todo a partir del reinado de Luis XIV