El Square Duras

download El Square Duras

of 40

  • date post

    04-Jun-2018
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of El Square Duras

  • 8/13/2019 El Square Duras

    1/40

    MARGUERITE DURAS

    EL SQUARE

  • 8/13/2019 El Square Duras

    2/40

    M a r g u e r i t e D u r a s E l S q u a r e

    2

    BIBLIOTECA BREVE DE BOLSILLO - LIBROS DE ENLAC

    BIBLIOTECA BREVE DE BOLSILLO

    EDITORIAL SEIX BARRAL, S. A. BARCELONA, 1968Pitillo de la edicin original: LE SQUARETraduccin de C.Agentade la edicin original: Librairie Gallimard, 1956de los derechos en lengua castellana y de latraduccin espaola:EDITORIAL SEIX BARRAL, S. A. - BARCELONA, 1956, 1967Depsito Legal B. 659 - 1968Printcd in Spain

    Terminose de imprimir en febrero de 1968

    En los talleres de Seix Barral Rotoffset S.A.

    Prvenza, 219 - Barcelona.

  • 8/13/2019 El Square Duras

    3/40

    M a r g u e r i t e D u r a s E l S q u a r e

    3

    I

    El nio vino tranquilamente desde el fondo del square y se plant delante de la muchacha.Tengo hambre declar.

    Eso dio ocasin al hombre de trabar conversacin.

    Claro, es la hora de merendar dijo.

    La muchacha, en lugar de ponerse en guardia, le dirigi una sonrisa llena de simpata.

    S, deben de ser cerca de las cuatro y media, la hora de su merienda.

    De la cesta que tena al lado, sobre el banco, sac dos tostadas con mermelada y se las dio alnio. Luego le anud con destreza una servilleta alrededor del cuello.

    Es guapo dijo el hombre.

    La muchacha neg con la cabeza.

    Oh, no es mo! dijo.El nio se march con sus tostadas.

    Era jueves y haba muchos nios en el square, nios mayores que jugaban a los bolos o aplantn, nios ms pequeos que jugaban en la arena y nios todava ms pequeos queesperaban tranquilamente en los cochecillos a que les llegase la hora de juntarse con los dems.

    Fjese continu la muchacha, podra ser realmente hijo mo y a menudo lo toman portal. Pero yo digo siempre que no, que no tiene nada que ver conmigo.

    Ya -dijo el hombre, yo tampoco tengo hijos.

    A veces se le hace a una extrao que haya tantos nios por todas partes y no tenerninguno, no le parece?

    S, seorita, pero ya los hay de sobras, no?Y eso qu tiene que ver? No seor.

    Pero si a uno le gustan y les quiere, no cree usted que el no tenerlos tiene menosimportancia?

    Y no se podra decir igualmente lo contrario?

    S, claro que s, pero dependo, del carcter de cada cual. Yo creo que hay quien se puedecontentar muy bien con los que ya existen, y yo debo ser de sos; nios he visto muchos e inclusopodra tener hijos, pero, ya ve usted, me contento con los que hay.

    De veras ha visto usted muchos nios?

    S, seorita. Es que yo viajo.

    Ah! comprendo dijo amablemente la muchacha.

    Excepto en momentos como ste, en que me tomo un descanso, estoy todo el tiempoviajando.

    Los squares son buen sitio para descansar, y sobre todo en esta poca; a m tambin megustan mucho; esto de estar as, a la intemperie...

    No cuestan dinero y son sitios siempre alegres, con tantos nios, adems, cuando unoconoce a poca gente, tiene aqu de vez en cuando ocasin de charlar un poco.

    S, es verdad que tambin son prcticos desde ese punto de vista. Y dgame: venderusted algo cuando viaja?

  • 8/13/2019 El Square Duras

    4/40

    M a r g u e r i t e D u r a s E l S q u a r e

    4

    S, ese es mi oficio.

    Siempre los mismos artculos?

    No, artculos diferentes, cosas pequeas, sabe usted?, de esas de las que se tiene siempreprecisin y que se olvida uno siempre de comprar. Me cabe todo en una maleta no muy grande. Yosoy una especie de viajante de comercio, ya comprende lo que quiero decir.

    De los que se ven en los mercados con la maleta abierta delante?

    S, seorita, exactamente, yo me instalo mi maleta y me pongo a vender en losalrededores de los mercados callejeros.

    Ser indiscrecin preguntarle, si eso da para un buen pasar?

    No me puedo quejar, no seorita.

    Ve usted?, no lo hubiera dicho nunca.

    Bueno, yo no quiero decir que d para mucho, pero algo se gana todos los das, es lo queyo llamo un buen pasar.

    En fin, que hambre no pasar usted, si no es indiscrecin.

    No, como ms o menos lo que me apetece. No quiere decir que coma todos los das igual,que algunos das viene un poco justillo, pero comer todos los das, eso s.

    Me alegro.Gracias, seorita. S, ya ve usted, salgo del paso todos los das. No me puedo quejar.

    Como vivo solo y sin domicilio fijo, tengo muy pocas preocupaciones y las pocas que tengo meconciernen a m solo. Verdad es que a veces me falta un tubo de dentfrico y con frecuencia echo demenos un poco de compaa, pero aparte de eso, voy tirando, s, seorita.

    Y ese trabajo lo puede hacer cualquiera? O, mejor dicho cree usted que lo puede hacercualquiera, alguien sin ninguna cualidad especial?

    S, s, seguro; incluso se puede decir que es el trabajo que est mayormente al alcance detodos.

    Ve usted, yo hubiera dicho que para hacer ese trabajo eran necesarias ciertas cualidades.

    En el fondo es mejor saber leer, por aquello del peridico, por las noches en el hotel, por

    el nombre de las estaciones, y porque eso facilita mucho la vida; pero eso es todo. Poca cosa, ya veusted, y da para comer regularmente cada da.

    Bueno, yo me refera a otras cualidades, resistencia o paciencia, mejor, y tenacidad.

    Como yo no he hecho nunca ms que esto, difcilmente puedo juzgar, pero me pareceque las cualidades que usted dice son igualmente necesarias para hacer cualquier otro trabajo.

    Si no es indiscrecin, cree usted que eso de viajar puede durar siempre? No le pareceque algn da tendr que detenerse?

    No lo s.

    Es un hablar. Perdone que le haga estas preguntas.

    Por favor, seorita... Verdaderamente no s lo que puede durar. No puedo decir otracosa sino que no lo s. Cmo voy a saberlo?

    Yo quiero decir que, viajando as todo el tiempo, le entrarn a uno ganas de pararse. Eraese el sentido de mi pregunta.

    En efecto puede parecer que a uno le entraran ganas de quedarse, es verdad. Pero cmodejar el oficio y buscar otro? Por qu abandonar el trabajo que uno tiene?

    Pero, si le he comprendido bien, dejar de viajar o no depende de usted solo y no de otracosa.

    A decir verdad, nunca he sabido cmo se pueden llegar a tomar decisiones de esa clase.Vivo un poco aislado, no conozco a nadie... Y, a menos que un da me favoreciera una suerte

  • 8/13/2019 El Square Duras

    5/40

    M a r g u e r i t e D u r a s E l S q u a r e

    5

    grande, no imagino cmo podra cambiar de trabajo. Y tampoco veo de dnde podra venirme esasuerte, de qu lado puede soplar. No quiero decir que no pueda ser, claro que s, que eso nunca sesabe, ni que si llegase el caso le iba yo a hacer ascos, no. Sino lo contrario, slo que por el momentono veo, verdaderamente, de dnde puede venirme y ayudar a que me decida.

    Pero no puede usted, por ejemplo, simplemente desearlo? Desear cambiar de oficio?

    No, no seorita. Yo quiero verme todos los das limpio y bien alimentado, y quiero

    dormir, y aun ms, vestirme decentemente. No me queda tiempo para desear ms. Adems deboconfesar que viajar, en el fondo, no me disgusta.

    Si no le importa, me gustara preguntarle cmo se lanz, cmo empez usted.

    Pues no s que decirle. Esas son historias largas y complicadas y que en el fondo meescapan. Tendra que remontarme mucho, tanto que la sola idea me fatiga. Pero as, a bulto, meparece que empec como cualquier otro, seorita, de un modo nada particular.

    Se levant un poco de brisa que delataba en su tibieza la proximidad del verano. Barri lasnubes y un calor nuevo se derram sobre la ciudad.

    Qu esplndido tiempo! dijo el hombre.

    Verdaderamente dijo la muchacha. Estamos a las puertas del calor. De da en da senotar mejor tiempo.

    Comprenda usted, seorita, nunca tuve particulares aptitudes para un oficiodeterminado ni para un cierto tipo de vida. En el fondo creo que voy a seguir as; s, eso creo.

    Es que senta usted aversin por todos los modos de vivir y por todos los oficios?

    No, no. Aversin no exactamente, eso sera demasiado, pero tampoco atraccin, porninguno de ellos. Yo era como la mayora de la gente. Y empec como cualquier otro, de veras.

    Pero entre que usted empez y lo que le ocurre ahora, no cree usted que ha pasado yabastante tiempo como para tomarle aficin a otra cosa, a algo?

    Pues s, no digo que no, para muchos sera as, efectivamente, pero para otros no. Hay aquien le cuadra eso de no cambiar nunca; y ese debe de ser mi caso. Verdaderamente, por lo que am toca, creo que va para largo.

    Pues, en mi caso, le aseguro que no durar.

    Y cmo puede usted preverlo ya?

    Mi situacin no es una situacin que pueda durar. Est en su natural que ha determinarse algn da. Porque un da me casar, y una vez casada, esta situacin se habrterminado.

    Comprendo, s seorita.

    Quiero decir que todo esto dejar tan poca huella en mi vida que ser como si no lohubiese vivido.

    Quiz para m sea lo mismo, porque todo no se puede prever no es as? Tal vez un dacambiar de trabajo.

    Pero yo es que lo deseo; es diferente. Lo mo no es un oficio. Lo llaman as por simplificar

    pero no es un oficio Es una especie de estado, un estado completo, como el de ser nio o el estarenfermo. Me entiende usted? Y tiene que terminar.

    La comprendo, seorita. Pero en mi caso, ve usted, yo llego ahora de un largo viaje y metomo un descanso. En general no me gusta mucho pensar en el porvenir y hoy, mientras descanso,menos todava; por eso debo de haberla explicado tan mal por qu me conformo con mi situacinsin gana de cambiar y sin previsiones para el futuro. Perdneme usted.

    No, si soy yo quien debe de excusarse.

    Oh, no, seorita!, no se preocupe, podemos seguir charlando.

    Es verdad; eso no compromete.

  • 8/13/2019 El Square Duras

    6/40

    M a