102700845 Christine Delphy Por Un Feminismo Materialista

download 102700845 Christine Delphy Por Un Feminismo Materialista

of 30

  • date post

    29-Nov-2015
  • Category

    Documents

  • view

    21
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of 102700845 Christine Delphy Por Un Feminismo Materialista

  • Christine Delphy - Por un feminismo materialista Pgina 1 de 30

    Christine Delphy

    Por un feminismo materialista Los siguientes artculos, Debate: capitalismo, patriarcado y lucha de las mujeres (Dbat: capitalisme, patriarcat et lutte des femmes, Premier Mai, n 2, juif-juillet 1976), Por un feminismo materialista (Pour un fminisme matrialiste, L'Arc, n 61, 1975) y Protofeminismo y antifeminismo (Protofeminisme et antifeminisme, Les Temps Modernes, mai 1977) fueron compilados -junto con seis artculos ms- a comienzos de los aos 80 y publicados como libro con el ttulo Por un feminismo materialista. La obra, traducida y editada en castellano por la editorial feminista LaSal - edicions de les dones en 1985, no ha tenido reediciones posteriores presumiblemente debido a la desaparicin de la propia editorial en 1990.

    Indice:

    DEBATE: CAPITALISMO, PATRIARCADO Y LUCHA DE LAS MUJERES

    pg. 2

    POR UN FEMINISMO MATERIALISTApg. 8

    Qu es el feminismo entonces? ........................................ 8Feminismo y materialismo ................................................ 9Materialismo e interdisciplinariedad ................................ 9Disciplinariedad e ideologa .......................................... 10Sobre la ilusin de que es posible abstraer los conceptos tcnicos de su contexto reaccionario ............................................. 10Pensamiento materialista y situacin polticade la persona que piensa ................................................. 11Un ejemplo .................................................................... 11Conocimiento y lucha ...................................................... 12Conclusin ..................................................................... 13

    PROTOFEMINISMO Y ANTIFEMINISMOpg. 20

    Del idealismo... .............................................................. 15...a la ideologa .............................................................. 18La revalorizacin de la regla ............................................. 21El trabajo domstico o la opresin material ........................ 23

    1.0 Adelante con los orgenes o una robinsonada ms............... 242. Utilidad intrnseca y utilidad social .................................... 243. Divisin del trabajo, valoracin de las tareas y jerarqua...... 254. Fuentes reales de la valorizacin y de su contrario .............. 255. Divisin tcnica y divisin social del trabajo ....................... 25

    Protofeminismo o antifeminismo....................................... 28Post scriptum................................................................. 29

    Crculo Internacional de Comunistas Antibolcheviques - cica_web@yahoo.com - http://www.geocities.com/cica_web

  • Christine Delphy - Por un feminismo materialista Pgina 2 de 30

    DEBATE: CAPITALISMO, PATRIARCADO Y LUCHA DE LAS MUJERES

    Ch. Delphy: En cuanto al tema de las mujeres, la extrema izquierda y la izquierda revisionista tienen desgraciadamente posiciones muy parecidas con pequeas variantes. La extrema izquierda rechaza las tesis revisionistas en todos los campos, pero en este caso concreto slo se separa de ellas por una diferencia de intensidad. Las organizaciones de extrema izquierda se han resignado a prestar atencin al problema presionadas por el empuje de los movimientos autnomos de mujeres. Han avanzado pero bajo presin, por la fuerza y a trompicones. Una tiene la impresin de que intentan limitar los desgastes vinculando con todo su empeo la lucha de las mujeres a la lucha anticapitalista. Los anlisis que ofrecen son totalmente deficientes y su nica finalidad es encauzar a las mujeres hacia la lucha capitalista, como ya hacan cuando no tenan en cuenta la explotacin especfica de' las mujeres. Antes no exista el problema de las mujeres. stas eran proletarios como todos los dems y luchaban contra el capital. Ahora se reconoce que existe una explotacin especfica pero como sta tambin se imputa al capital, el resultado es el mismo.

    Las organizaciones revolucionarias se sitan en una posicin defensiva frente al movimiento de mujeres. Slo avanzan porque se ven obligadas a hacerlo. Y los argumentos sobre la construccin de un movimiento autnomo de mujeres que de ellas emanan resultan bastante ridculos y doblemente paradjicos. En efecto, para empezar ese movimiento existe; a qu viene pues este deseo de crearlo? En segundo lugar, las militantes de las organizaciones que los plantean son doblemente no autnomas: no son autnomas con respecto a sus organizaciones y van a remolque de los movimientos feministas tanto desde el punto de vista de las reivindicaciones como por lo que respecta a los anlisis. Tienen posiciones reformistas.

    D. Leger: Podras precisar un poco ms tus crticas y exponer tu postura respecto a los anlisis sobre el trabajo domstico y sobre la sumisin formal del trabajo domstico al capital, publicados en nuestra revista?

    C.D.: El anlisis de las relaciones entre familia patriarcal y capitalismo que frecuentemente plantean los sectores izquierdistas del movimiento de mujeres y los sectores de mujeres de las organizaciones de izquierda es insuficiente porque se basa en una confusin entre lo que es un sistema econmico concreto y lo que es un modo de produccin. Un modo de produccin es un modelo abstracto que yo definira como un conjunto de relaciones de produccin, ms concre-tamente como dos relaciones de produccin complementarias y antagnicas. La relacin de produccin es la relacin con la propia subsistencia. Cmo se gana cada cual los garbanzos, dicho en lenguaje cotidiano. El sistema concreto, el sistema en el que vivimos, es heterogneo. Los elementos que lo componen son compatibles a un cierto nivel y la prueba de ello es que coexisten. Pero es un razonamiento circular designar como capitalista todo elemento de este sistema bajo el pretexto de que en el anlisis de este sistema se privilegia el estudio de la economa, la cual se caracteriza como capitalista. Me parece un poco demasiado fcil decir simplemente de las relaciones entre la familia y el capitalismo: Bueno, la familia ya exista antes del capitalismo pero el capitalismo la ha reaprovechado, etc., etc.

    D.L.: La relacin que yo establezco entre capitalismo y explotacin domstica no consiste nicamente en reconocer unas formas precapitalistas de organizacin de la produccin compatibles hasta cierto punto con el capitalismo. Sugiero que el capitalismo mantiene deliberadamente estas formas de organizacin patriarcal del trabajo domstico (y en consecuencia transforma su naturaleza) en la estricta medida en que stas le permiten asegurar una movilizacin extraordinariamente eficaz de la fuerza de trabajo de las mujeres y realizar una plusvala absoluta en el momento de comprar la fuerza de trabajo en el mercado (puesto que las mujeres producen y reproducen gratuitamente esta fuerza de trabajo).

    C.D.: Reconoces que la familia exista antes, pero dices que ahora el capitalismo se aprovecha de ella. Para demostrarlo sera preciso identificar las funciones de la familia precapitalista, demostrar que estas funciones ya no existen y, en tercer lugar, demostrar que el capitalismo se aprovecha de todo lo que hace la familia. Ninguna de estas tres condiciones se cumple. La familia no funciona nicamente al servicio del capitalismo. Contina cumpliendo funciones que no son tiles para el capitalismo.

    Crculo Internacional de Comunistas Antibolcheviques - cica_web@yahoo.com - http://www.geocities.com/cica_web

  • Christine Delphy - Por un feminismo materialista Pgina 3 de 30D.L.: Cules por ejemplo? Yo opino, por el contrario, que las funciones de la familia capitalista se conservan y al mismo tiempo se disuelven en el seno del capitalismo y dentro de los lmites que marcan las necesidades del capitalismo.

    C.D.: Retomemos un punto ms concreto: la cuestin del control capitalista sobre la circulacin de la fuerza de trabajo. Tu argumentacin, la de Lautier, las de Seccombe o de Gardiner, plantean el modo de produccin capitalista como un modo de produccin dominante al que estaran subordinados los dems modos de produccin. Por mi parte, quisiera que se citaran indicadores reales de esta sumisin. Por otra parte, es una contradiccin hablar de un modo de produccin dominante o de la subordinacin de los dems modos de produccin a aqul cuando no se admite la existencia de otros modos.

    D.L.: Pero nadie ha dicho nunca que la dominacin del capitalismo suponga la desaparicin ipso facto de todas las formas precapitalistas de organizacin de la produccin. Al contrario, se puede demostrar que algunas de estas formas no son meros residuos de una poca ya superada, formas residuales destinadas a desaparecer a ms o menos largo plazo, sino que a la estrategia del capital le puede interesar mantener esas formas para ejercer un control ms eficaz y menos costoso sobre determinados sectores de la produccin. Se ha demostrado que as sucede en el caso de la pequea produccin agrcola destinada al mercado. Pero esas formas precapitalistas de organizacin de la produccin no gozan de ninguna autonoma en relacin al capitalismo que las conserva con carcter condicional. Es lo que podramos denominar un proceso de conservacin/disolucin y el trabajo domstico entra plenamente en este caso.

    C.D.: Es preciso diferenciar dos cosas: la dominacin de un modo de produccin en relacin a otro y la existencia de una pirmide de explotadores dentro del sistema concreto. Decir que el modo de produccin capitalista es dominante me parece que entra dentro del terreno del postulado, del dogma. Si decimos que dentro del sistema concreto, en cuyo mbito ocurre todo, existe una explotacin econmica a nivel de cada modo de produccin, pero adems existen